SOLVENCIA FINANCIERA

El país de los Pirineos es conocido por su dilatada experiencia y solvencia en el sector financiero y bancario.

 

Hoy en día fuera de toda opacidad o vinculaciones con paraísos fiscales Andorra se erige como un centro de negocios en Europa. Son muchos los beneficios de comprar y vender metales preciosos en nuestras oficinas.

El pago en efectivo es menos limitado que en países de nuestro entorno.

TASA IMPOSITIVA

Una tasa impositiva, IGI, equivalente al IVA o TVA, inexistente para el oro y más baja que la de nuestros países vecinos para la plata, de solo un 4,5%

Actualmente, no se cobra ningún impuesto similar al ITP español o al TMP francés por parte del gobierno andorrano en el momento de vender sus metales preciosos.

Alta seguridad y garantía tanto en nuestras instalaciones como en el exterior. Cabe recordar los bajos índices criminales en Andorra.